Qué ver en Zadar en un día

Qué ver en Zadar en un día

Zadar es la ciudad más importante del norte de Dalmacia, con una larga y fascinante historia. A pesar de contener numerosos monumentos, no es una ciudad tan abarrotada de turistas como Split o Dubrovnik.

Sin embargo, poco a poco está ganando popularidad como destino turístico entre los aficionados a la historia y entre los jóvenes, que durante el mes de julio llegan en masa atraídos por el macrofestival de música que se celebra en la vecina Petrcane.

En esta entrada vamos a recomendar qué ver en Zadar en un día. La mayor parte de los lugares a visitar se encuentran en el casco antiguo, que es peatonal en su totalidad y hace que el pasear por esta ciudad suponga una experiencia muy agradable.

Plaza de los Cinco Pozos

Llamada así por los cinco pozos que aún se conservan y que están construidos sobre una gran cisterna del siglo XVI, que abastecían de agua potable a la ciudad durante los asedios del pasado después de que los turcos destruyeran el acueducto que cumplía esa función.

En esta misma plaza encontramos la Torre del Capitán, de forma pentagonal e integrada en los restos de la muralla construida en el siglo XIII. Este conjunto es el único vestigio que se conserva en pie del pasado medieval de la ciudad.

En una de las esquinas de esta misma plaza, junto a varias terrazas, encontramos una columna romana, descubierta como la gran mayoría de ruinas romanas tras los bombardeos de la II Guerra Mundial, ya que en la Edad Media se construyó sobre la antigua ciudad romana.

Calle Mayor

Junto a la columna romana empieza la calle Mayor, la más larga de Zadar y donde se encuentran multitud de establecimientos turísticos. Los precios de las tiendas en esta calle suelen ser más altos, por lo que si queréis comprar algún recuerdo, os recomendamos que lo hagáis más adelante, ya que podréis encontrar prácticamente lo mismo pero algo más económico.

Plaza del Pueblo

Esta plaza repleta de terrazas y vida es el centro de la ciudad antigua, y ya en la Edad Media existía. Al sudeste de la Plaza se encuentra la Logia, que data del siglo XVI y que ahora alberga diversas exposiciones.

Al otro lado de la plaza se encuentra el Ayuntamiento y la torre del reloj, construida a finales del siglo XVIII.

Catedral de Santa Anastasia

Es la catedral románica más grande de Dalmacia. Construida en el siglo XIII sobre los cimientos de un templo anterior, ha sufrido numerosos daños a lo largo de su historia, siendo cuidadosamente restaurada tras los bombardeos de la II Guerra Mundial que causaron grandes estragos en el casco antiguo.

En su interior se puede ver un sarcófago del siglo IX que contiene las reliquias de Santa Anastasia (patrona de las viudas).

El campanario data del siglo XV, aunque no se finalizó hasta finales del siglo XIX.

La entrada a la catedral es gratuita, pero para subir al campanario sí hay que pagar, aunque las vistas desde él dicen ser muy bonitas (nosotros no pudimos comprobarlo).

Iglesia de San Donato

Símbolo de la ciudad, es un templo de 27 metros de alto y planta circular que se empezó a construir en el siglo IX por encargo del obispo de la ciudad, Donato, que poco más tarde fue canonizado y le dio nombre a partir del siglo XV.

Para su construcción se aprovecharon fragmentos de edificios anteriores, incluyendo dos desaparecidos templos romanos ubicados en el foro.

Originariamente, el foro romano medía 95 metros de largo y 45 de ancho, pero de aquella época apenas se conserva nada en pie.

Iglesia de Santa María

Data del siglo XI y en el pasado formaba parte de un convento de monjas benedictinas. Su campanario románico se contruyó en el año 1205 y es uno de los mas antiguos de este tamaño que se conservan en Dalmacia. En la actualidad sigue en funcionamiento.

Frente a ella se encuentra el antiguo foro romano, el cual medía originariamente 95 metros de largo y 45 de ancho, pero de aquella época apenas se conserva nada en pie.

Puerta de Zara

Una de las antiguas puertas de acceso a la ciudad y sin duda la más impresionante de ellas. También conocida como Puerta de Terraferma, se construyó en el año 1543 por los venecianos por temor a un posible ataque del Imperio Otomano. En la parte superior podemos ver el león de San Marcos.

Órgano Marino

Al caer la tarde no hay mejor plan que pasear por el paseo marítimo y ver la puesta de sol sentados en el Órgano Marino, unos escalones a pie de costa ideales para sentarse al sol mientras se observa un magnífico paisaje y el y venir de las embarcaciones, todo ello acompañado de una relajante banda sonora. Y es que, bajo los escalones hay unos tubos asimétricos que gracias al empuje de las olas del mar emiten unos sonidos armoniosos y relajantes que harán que esa estampa os sea inolvidable.

Saludo al Sol

Muy cerca del Órgano Marino encontramos otro bonito y original lugar llamado Saludo al Sol, que se trata de un círculo formado por cristales de colores con 300 lámparas que funcionan con energía solar, y que al caer la noche forman un entretenido espectáculo de luces de colores.

 

No queremos acabar esta entrada sin antes recomendar que probéis el maraschino, un licor de cerezas delicioso típico de Zadar y que seguramente veáis que los lugareños venden y dan a probar.

 

Deja un comentario