Qué ver en Ávila en un día

Qué ver en Ávila en un día

Ávila es una ciudad llena de historia, y además lo suficientemente pequeña para poder conocerla en sólo un día. Aunque lo más famoso es su muralla, contiene muchos otros atractivos que merecen la pena visitar.

Ciudad de Santos y Caballeros, su casco histórico medieval excelentemente conservado fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1985.  Pasear por sus calles peatonales repletas de palacios o probar su gastronomía bien merecen una escapada de un fin de semana o incluirla en la ruta turística que pensemos realizar por la zona.

En esta entrada os mostraremos las que para nosotros son visitas imprescindibles para conocer Ávila en un día.

Los Cuatro Postes

Junto al río Adaja y a apenas 500 metros de la muralla se encuentra esta pequeña ermita conocida como Los Cuatro Postes, ya que se compone sólo de cuatro columnas unidas por un arquitrabe que contiene el escudo de la ciudad, y una cruz de granito en el centro.

El monumento actual se construyó en 1566 en el lugar en el que, según cuentan, Teresa de Jesús y su hermano fueron detenidos por su tío cuando tenían planeado viajar hasta tierras moras para morir como mártires.

Nuestra recomendación es empezar desde aquí la visita ya que podremos tener una magnífica panorámica de la ciudad y de su imponente muralla, siendo otra buena opción aplazar su visita para el final del día cuando podamos sentarnos y disfrutar de un bonito atardecer.

La Muralla de Ávila

Claramente el monumento principal y más conocido de Ávila, y es que no es para menos, puesto que nos encontramos con 2.500 metros de muralla, siendo el recinto amurallado medieval mejor conservado de España y probablemente del mundo.

De forma rectangular y ocupando un área de 33 hectáreas, está compuesta por muros de 3 metros de grosor y 12 de altura, 87 torreones y 9 puertas, y data de la segunda mitad del siglo XII.

Se puede visitar gran parte de su recorrido (1 kilómetro aproximadamente), siendo el precio de la entrada de 5€ y accediendo por la Casa de las Carnicerías, la Puerta del Alcázar o la Puerta del Puente. Todos los martes de 14h a 16h es gratis (salvo festivos).

La Catedral del Salvador de Ávila

Fue la primera catedral de estilo gótico de España. Está rodeada de palacios e integrada en las murallas, por lo que forma parte del complejo defensivo de la ciudad, y su fachada se encuentra inacabada debido a la falta de entendimiento entre el Vaticano, a quien le pertenece la iglesia, y la Unesco, a quien les pertenece la muralla.

Al estar construida en granito, su fachada es escasa en detalles por la complejidad en trabajar este material, lo que le da una apariencia fortaleza más que de templo.

Su planta tiene forma de cruz latina y en su interior se encuentran los restos mortales del que fuera Presidente del Gobierno de España entre 1977 y 1981, Adolfo Suarez.

El precio de la entrada para poder visitar su interior es de 5€, y está prohibido realizar fotografías.

Convento y Museo de Santa Teresa

La iglesia se construyó a principios del siglo XVII sobre la supuesta casa natal de Santa Teresa de Jesús. De hecho, su distribución no es la habitual, ya que se orientó hacia el norte (en lugar de hacia el este como suele ser lo normal) para situar el presbiterio con la parte donde se ubicaba la habitación donde nació Teresa de Jesús.

En el brazo derecho se encuentra la capilla, coincidiendo con la que fuera habitación de los padres, y enfrente de éstas se encuentra la huerta donde Teresa de Jesús rezaba.

Junto a la capilla se encuentra una pequeña sala donde está recreada la habitación de Santa Teresa.

La fachada del edificio es muy llamativa al estar construida como si de un retablo se tratara, destacando en el centro la imagen de la Santa en mármol.

En esta misma plaza, donde también encontramos una estatua de bronce de la Santa sentada en un banco, se encuentra el Palacio de Justicia, la sala de reliquias y una tienda de recuerdos de Santa Teresa de Jesús.

En la sala de reliquias podremos ver, entre otras, su dedo anular o el bastón que usó en sus últimos días de vida.

Basílica de San Vicente

Junto a la Puerta de San Vicente encontramos este precioso templo declarado monumento nacional en 1923.

Se trata de una de las obras más destacadas de estilo románico de todo el país. Su construcción se inicia en el 1120, en el lugar donde fueron martirizados los hermanos Vicente, Sabina y Cristeta.

Su bonito e inconfundible color rojizo se debe a que está construida en piedra caleña, un tipo de granito que contiene altos contenidos de óxidos de hierro.

Plaza del Mercado Chico

Es la Plaza Mayor de Ávila, y se encuentra entre la Iglesia de San Juan y el Ayuntamiento. De reducido tamaño, tiene forma rectangular y soportales en tres de sus lados.

Se trata de una de las plazas más antiguas de la ciudad, rodeada de edificios medievales. Durante la romanización, aquí se encontraba el foro, continuando posteriormente como lugar de encuentro de los abulenses y visitantes en el que se celebraban mercados, obras teatrales y ejecuciones.

Hoy en día se sigue celebrando cada viernes por la mañana un mercado en el que los lugareños venden fruta y verdura, tradición que perdura desde la Edad Media.

Sin duda un buen lugar para tomar un café a media tarde o picar algo, sin olvidar las típicas Yemas de Ávila, souvenir que podremos adquirir en algunas de las pastelerías que encontraremos en la plaza.

Plaza del Mercado Grande

Aunque su nombre original es el de Plaza de Santa Teresa, es más conocida por el nombre de Plaza del Mercado Grande, situada fuera de las murallas entre la Iglesia de San Pedro y la Puerta del Alcázar.

Durante la Edad Media en esta plaza se celebraban torneos, ejecuciones, promulgaciones de leyes, recepciones reales y mercados.

Junto a la Puerta del Alcázar y a los pies de la muralla se encuentra una estatua de Santa Teresa esculpida en caliza, la cual se añadió en 1982 con motivo de la visita del Papa Juan Pablo II a la ciudad.

En unos de los laterales de la plaza encontramos soportales donde se ubican multitud de bares y comercios. Frente a ellos veréis un horroroso edificio marrón, obra del arquitecto Moneo, destinado a viviendas de lujo y que ha resultado ser un fracaso. Este auténtico desastre urbanístico supone sin lugar a dudas una agresión estética, llegando la UNESCO a criticarlo y amenazar con revisar la declaración de Patrimonio de la Humanidad de Ávila.

Por último, informaros que existe una tarjeta turística llamada Visitávila cuyo coste es de 15 euros e incluye la visita a los principales monumentos de esta ciudad, incluida la muralla y la catedral, por lo que suele merecer la pena si pensáis visitar la mayoría de los que hemos mencionado en esta entrada. Tiene una validez de 48 horas desde su adquisición, lo cual podréis hacer en el Centro de Recepción de Visitantes (Avda. de Madrid, 39). Podéis consultar el listado completo de monumentos incluidos aquí.

 

Esperamos que os haya gustado la entrada y os sea útil si pensáis hacer una escapada a esta bonita ciudad. Y a los que habéis estado, ¿creéis que nos hemos olvidado de mencionar algún otro monumento imprescindible para una visita a Ávila en un día? Si es así, no dudéis en comentar!

Deja un comentario